4 cosas que todo niño necesita de su papá

ID-10084500

La relación entre un varoncito y su papá a veces es menos comunicativa que la de una mamá con una hija. Por ello, a Roland Warren, padre de dos niños y miembro de la Iniciativa Nacional de Paternidad (en EE.UU.), los papás constantemente le preguntan qué necesitan sus hijos de ellos.

“Mi respuesta siempre se reduce a unas pocas cosas críticas, que todo papá debe hacer”, cuenta Warren. Él explica que el problema es que, muchas veces, los padres piensan que están haciendo un mejor trabajo del que en realidad llevan a cabo. Estas cuatro preguntas pueden ayudar a los papás de hombrecitos a asegurarse que le están dando a sus hijos aquello que necesitan.

¿Sabe mi hijo que me importa mucho?

La mejor manera de explicarles a nuestros hijos que nos importan muchísimo es demostrándoles que son prioridad sobre las demandas de la vida. Con tantas cosas compitiendo por la energía, tiempo y dinero de papá –trabajo, tecnología, entretenimiento, deportes y televisión-, es fácil para un niño creer que no importa tanto frente a estas otras cosas.

Es crítico que los papas dejen claro a sus hijos que ellos son su prioridad y su mayor inversión y que el resto viene después.

¿Sabe mi hijo que lo amo?

Querer a nuestros hijos incluye el cariño físico, besos y abrazos a diario. Sí, un hombre debe besar y abrazar a su hijo y decirle que lo quiere. Pero también debe cuidar de sus necesidades, como cocinarle, bañarlo, jugar con él, leerle y ayudar a su mamá en las tareas del hogar. Pese a que tradicionalmente estas actividades formaban parte del rol de la mamá, al llevarlas a cabo se le demuestra al niño que se lo protege, y ese es un rol tradicionalmente masculino.

¿Sabe mi hijo que lo que hace es importante para mí?

Un hijo quiere saber que la vida que lleva –sus hobbies, sus intereses, su rendimiento escolar, sus pasiones- es del gusto de sus padres. Como papá, es necesario guiar a tu hijo a realizar acciones correctas y ayudarlo a tener una vida en la que el servicio a los demás esté incluido.

Sin embargo, no puedes enseñarle a un niño el valor de la generosidad si tú no eres generoso con tu tiempo con él.

Demuéstrale que lo que hace te importa mucho, luego puedes enseñarle lo que es de verdad importante, como la generosidad. Él luego te va a imitar.

¿Sabe mi hijo lo orgulloso que estoy de él?

Nuestros hijos buscan reafirmarse en nosotros. Si estamos orgullosos de nuestros hijos, entonces ellos saben que se están convirtiendo en personas correctas. Tu aprobación prepara a tu hijo con una ‘armadura emocional’ para enfrentarse al mundo con confianza. Tu hijo necesita saber que te hace feliz, no por lo que hace, sino por quién es.

Con información de The Huffington Post

Otras notas que podrían interesarte:

El mejor consejo para padres: Cómo hacer que tus hijos te hagan caso

Foto: www.freedigitalphotos.net