¿Solitarios y egoístas?: La verdad sobre los hijos únicos (Primera parte)

Hijo único

Se están volviendo cada vez más comunes las familias con un solo hijo. Pero “el hijo único” es un personaje envuelto en mitos, tanto así que muchas veces los padres deciden tener otro hijo, por el bien del primero.

Hay tres grandes mitos sobre el hijo único que lo perseguirán por el resto de su vida. De acuerdo a Lauren Sandler, autora del libro ‘One and Only: The Freedom of Having an Only Child and the Joy of Being One’ (Uno solo: La libertad de tener un solo hijo y la alegría de ser uno), la gente cree que los hijos únicos son solitarios, egoístas y desadaptados. Sin embargo, Sandler afirma que no hay estudios que comprueben eso y que, en realidad, las investigaciones han encontrado que no hay grandes diferencias entre niños con hermanos e hijos únicos.

Aquí hay 5 verdades sobre los hijos únicos:

1. Los hijos únicos no son solitarios: Esto es cierto, pero con algunas salvedades. En edad escolar, los hijos únicos no están más solos que el resto. Sin embargo, en las zonas rurales puede que esto sí sea cierto –por obvias razones-, y cuando los hijos únicos se vuelven adolescentes sí son más solitarios, y esto es debido a la edad. Ya de adultos, cuando los hijos únicos pierden a sus padres, sí pueden sentirse solos. Sin embargo, esta no es una razón suficiente para querer un segundo hijo, como afirma la autora del libro.

2. Los hijos únicos no son más egoístas que el resto. Por el contrario, como asegura Sandler, quien fue hija única y ahora es madre de uno, “nos convertimos en gente generosa y respetuosa. Ponemos mucho peso en nuestras relaciones. Tendemos a ser amigos muy generosos, y nosotros no somos más narcisista que nadie. Por alguna razón, los investigadores no pueden creer esto, y simplemente lo siguen probando”.

3. Los hijos únicos no son engreídos. Al menos, no más engreídos que otros niños. “Existe la noción de que los hijos únicos son engreídos porque obtienen todo lo que sus padres pueden dar”, afirma Sandler. Sin embargo, eso no es cierto, porque padres responsables no llenarían a su hijo con todos los objetos que desea.

4. Los hijos únicos no son desadaptados. Toda la información de esos estudios sobre los hijos únicos ha demostrado que, mientras estos niños asistan a la escuela (y no sean educados en casa), van a muy sociables, tanto como los niños con hermanos.

5. Los hijos únicos tienen fortalezas. Ellos lograrán alto rendimiento académico, alta inteligencia y mucha autoestima, si son criados en un ambiente verbalmente rico, donde se habla mucho pero con profundidad. Muchas veces a los hijos únicos les va mejor en el colegio que a otros niños, pero esta no es una razón tampoco para parar en uno y no tener más hijos.

Con información de The Huffington Post.

Foto: www.freedigitalphotos.net

3 comentarios en «¿Solitarios y egoístas?: La verdad sobre los hijos únicos (Primera parte)»

  1. hola buen dia para todos. la verdad el tema me encata tengo una hija de 12 anos ,ella es hija unica, la clave para tener un hijo unico y no tener estos problemas como:egoistas,solitario,mal griado en fin tan tas cosa que se puede ver en un hijo unico.es el compromiso como padres que somos .Desde bebe hay que hablarles darles a conoser que estamos en un mundo de convivencia, es llegar a ellos y ensenarles por medio de metodos ludicos.como cuentos,juegos,musica.etc asi ellos entran en un entorno de comunidad.en cuanto los hermanos si son importantes.pero hoy en dia las persona que remos tener solo un hijo por muchas circustacias,pero es alli que como padres temenos que hacernos mas amigos de ellos, conoser sus amigos,ir a cine,piscina,un parque,en fin muchas cosas es asi que ellos no se sentiran tan solitos.

  2. Hola:
    Particularmente, yo crecí con dos hermanos y no me imagino cómo hubiese sido mi niñez sin ellos. Por lo que yo sí he querido tener más de un hijo. Y he tenido la bendición de la fertilidad sin problemas y lo he podido cumplir. Sin embargo, no podemos criticar ni decir que los hijos únicos están destinados a la soledad y egoísmo porque es falso. Además, cuántas parejas no han podido tener más que un hijo por asuntos médicos, por ejemplo, o porque enviudaron, y no por eso sus hijos ya tienen un problema en contra. Lo importante es que, independientemente al número de hijos que tengamos, nos preparemos como padres para educarlos de la mejor manera, con un sustento en virtudes y valores que los hagan hombres y mujeres de bien.
    La Mamá Oca

Los comentarios están cerrados.