3 cosas que una niña necesita de su madre

ID-10064557

Quizá ahora tu pequeña hija esté en el nido correteando con sus amiguitos, o en su cuarto, jugando con sus peluches, pero pronto crecerá, más rápido de lo que crees y será sexualmente madura. Es posible que pienses que ella es muy chica para empezar a conversar sobre sexualidad, pero aunque no lo creas, ella ya está aprendiendo, absorbiendo cómo el mundo a su alrededor mira y juzga su sexualidad femenina y su cuerpo.

Desde las letras de las canciones que escucha en la radio del carro, muchas de ellas sexistas, hasta las revistas femeninas apiladas en algún rincón de la casa, con sus portadas de mujeres irreales, tu hija ya está recibiendo información que puede influenciarla de manera negativa.

Entonces, ¿cómo ayudarla a hacerle frente a estas influencias de la cultura que no son pocas? Aquí tres maneras en las que tú puedes hacer que tu hija se convierta en una mujer fuerte y feliz.

1. Necesita información sobre su cuerpo.

Una persona no puede sentirse seguro de sí mismo sin conocimiento. Y tu hija no puede tener conocimiento de sí misma si tú no le enseñas sobre el cuerpo femenino. No le digas que ella tiene “partes femeninas”. Si ella es lo suficientemente mayor para saber lo que es el lóbulo de la oreja, entonces ella es lo suficientemente mayor para llamar a sus “partes” por su nombre. Tanto la Academia Americana de Pediatría como la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente aconsejan comenzar la educación sexual de los niños a los 18 meses. Si quieres que tu hija sea en el futuro lo suficientemente segura de sí misma para vivir una sexualidad con responsabilidad, aquí es donde todo comienza. Empiezas nombrando las partes del cuerpo, y luego avanzas gradualmente, ayudándola a profundizar su comprensión de la sexualidad a medida que crece. De esta manera, en el momento en que ella sea una adolescente y realmente necesite información, acudirá a ti con mucha confianza y naturalidad. Si comienza cuando ya es una adolescente, lo más probable es que será mucho más difícil tener estas conversaciones.

2. Ella necesita que le enseñes a respetar su cuerpo y sus capacidades.

Recuerda, eres su modelo a seguir. Si no eres respetuosa con tu propio cuerpo, será más difícil para ella respetar el suyo, y será también difícil para ella elegir una pareja que lo respete. No critiques tu cuerpo, su cuerpo o los cuerpos de otras mujeres delante de ella. No te burles de ella sobre su aspecto o su forma. No hagas grandes aspavientos sobre dietas. No hables mal de otras mujeres y, a medida que ella crece, no dejes que hable feo de otras chicas.

3. Ella necesita saber que puede hablar contigo sobre cualquier cosa.

Es muy común que las mujeres no le cuenten a sus madres sus secretos sexuales porque piensan que sus madres no serán capaces de manejar la situación de manera calmada. Ellas llegaron a conclusiones del tipo “si mi mamá no podía ni siquiera hablar conmigo acerca de una sexualidad normal y saludable, menos será capaz de manejar los problemas más complicados”. ¿Qué temas las mujeres no conversan con sus madres? El aborto, el abuso sexual, los problemas en sus matrimonios. En lugar de tener a sus madres a su lado como un apoyo, muchas pasaron por estos problemas solas. Si quieres que tu hija se apoye en ti cuando pase por momentos difíciles, tienes que ganarte ese privilegio. Ella no se sentirá cómoda hablando contigo a menos que le hayas enseñado con el ejemplo que puede hablarte de cualquier tema y que tú vas a escucharla y aconsejarle sin juzgarla, criticarla o hacer escándalos. Si quieres una relación estrecha con tu hija a lo largo de tu vida, tienes que nutrir la relación desde que ella es pequeñita.

Mientras más respeto le enseñes a tener con su propio cuerpo –eso incluye su anatomía sexual-, las posibilidades de tener una vida romántica feliz en el futuro serán más grandes.

Del artículo ‘3 things you little girl needs from you that you may not realice’ de la psicoanalista Joyce McFadden, autora del libro ‘Your daughter’s bedroom: Insights for raising confidente women (El cuarto de tu hija: Ideas para criar mujeres seguras).

Foto: www.freedigitalphotos.net