Voluntariado: una actividad que unirá a la familia

voluntariado

Nuestras familias están llenas de caos en estos tiempos apurados. Entre las reuniones de padres del colegio, el trabajo y las actividades extracurriculares de los chicos, es a veces difícil bajarle un poco al ritmo y centrarse en la vida familiar.

Pero una familia es más que un grupo de individuos compartiendo una comida bajo el mismo techo o el auto familiar para llegar a los diferentes destinos. Para alcanzar la felicidad, este grupo debe ser realmente unido, con metas en común y una conexión profunda.

Una manera de reestablecer y fortalecer los lazos en el hogar es a través de un voluntariado en familia. Comprometerse a servir juntos a gente con necesidades es una gran manera de solidificar un significado real de la vida familiar.

Los niños y adolescentes aprenderán a reconocer que son afortunados mientras descubren que incluso ellos pueden lograr cambios positivos en la vida de otras personas. Además, se crearán recuerdos familiares mientras realizan el voluntariado, que se quedarán con ustedes para siempre. Niños que hacen voluntariado en familia, cuando crecen tienen más probabilidades de hacerlo por ellos mismos.

Muchas familias realizan voluntariado durante Navidad. Sin embargo, la gente con necesidades agradecería la ayuda durante todo el año.

Involucra a los chicos

Desde armar canastas con productos no perecibles, hasta juntar juguetes y ropa para donarlos a un albergue, hay actividades que por lo menos podrían realizar una vez al mes. Aparte, practiquen actos de bondad constantemente. Por ejemplo, puedes preguntarle a tus hijos qué cosa buena han hecho por otra persona una vez cada semana.

Para establecer una fuerte tradición familiar de voluntariado, todos los miembros deben participar a la hora de elegir a quiénes desean ayudar. La mejor manera de mantenerse interesados es convertir algo que ya les guste en el voluntariado. Si son una familia con predilección por el deporte, por ejemplo, pueden ayudar a recolectar pelotas para niños sin recursos. O cada sábado en la mañana, incluso pueden entrenar a estos chicos y ejercitarse con ellos. Familias con miembros a los que les guste el arte, pueden participar recolectando materiales como témperas, acuarelas y colores, y entregarlos cada cierto tiempo –una vez cada dos meses, por ejemplo- a una escuela de bajos recursos. Si ustedes son religiosos, pueden conversar con un sacerdote y ofrecerse a dar catequesis. La idea es que se convierta en una actividad recurrente y organizada, propia de la familia, no en algo esporádico.

Inspírense a ayudar, no solo por el bien de la comunidad, sino porque es una gran manera de vivir experiencias felices en familia.

Otras noticias que podrían interesarte:

Educando la Generosidad

Foto: www.freedigitalphotos.net

1 comentario en «Voluntariado: una actividad que unirá a la familia»

  1. ME PARECE UNA GRAN IDEA, EL VOLUNTARIADO EN FAMILIA,
    NOSOTROS LO HACEMOS CON MI ESPOSO RECOGIENDO ENVASES PLASTICOS, PARA UN ALBERGUE,
    LOS FELICITO,

Los comentarios están cerrados.