¿Por qué es muy importante que tus hijos practiquen deporte?

ID-10055354

La actividad física tiene que formar parte del tiempo libre de tus hijos, así como del tuyo. El deporte tiene 3 grandes beneficios para todos los que lo practican:

1. Físicos: Para que tus hijos estén saludables, es necesario que practiquen algún deporte. Este baja la hipertensión, disminuye la grasa y el sobrepeso, mejora el funcionamiento del corazón, disminuye el azúcar en la sangre, aumenta la capacidad pulmonar y, en general, alarga las expectativas de vida ¡hasta en 10 años!

2. Psicológicos: Un chico que practica deporte tiene más autocontrol y fuerza de voluntad. Vence el miedo y la timidez y se vuelve más sociable. La actividad física mantiene el estrés y la ansiedad a raya, así como la agresividad, y aumenta la creatividad, el autoestima y la memoria. Y, sobre todo, ayuda a alcanzar la armonía mente-cuerpo y a superar la depresión.

3. Beneficios educativos: El deporte es un excelente punto de apoyo a la hora de educar a los hijos en las virtudes, por ello debe ir de la mano con la formación intelectual y espiritual de los chicos.

 (Fuente: “Educar en el ocio y el tiempo libre” de Pablo Garrido Gil.)

Foto cortesía: www.freedigitalphotos.net

Otras notas sobre el ocio:

El juego desarrolla los 8 tipos de inteligencia en los niños

La lectura debe ser un hábito

¿Qué es el ocio y cómo educarlo en nuestros hijos?

Un verano diferente en La Tarumba

cabecerap1

Hola amigos:
Ustedes saben que La Mamá Oca siempre está buscando lo mejor para sus oquitas y si bien siempre comparto información sobre educación cotidiana, no puedo dejar de recomendarles estos talleres para todos los papás que viven en Lima y quieren darles a sus hijos una buena alternativa de vacaciones útiles. Y se los digo porque en los próximos días voy a empezar a postear información sobre cómo hacer de las vacaciones momentos realmente provechosos y, al revisar esta información, me he dado cuenta de que La Tarumba cumple con muchos aspectos positivos para que los chicos pasen un verano entretenido y no pegados todo el día a la televisión o a los videojuegos. Otro tema importante: es para todos las edades, incluyéndonos… Vale la pena darle una revisada a esta información.

Verano 2013 en La Tarumba

La Tarumba ha implementado para este verano proyectos pedagógicos como son: Talleres para niños, jóvenes y adultos y la Escuela Profesional de Circo Social. Se trata de una propuesta única orientada al desarrollo integral de los niños y jóvenes. Y tiene al Circo, al Teatro y a la Música como sus herramientas transformadoras y movilizadoras.

El Circo, que nos permite descubrir nuestro cuerpo, superando miedos, enfrentando retos, midiendo riesgos y estableciendo metas. El Teatro, que desarrolla la imaginación y genera valor para enfrentarse con uno mismo. Y la Música, que nos hace descubrir el propio ritmo corporal, respetando el espacio y el tiempo propio y ajeno.

La Tarumba aplica una metodología basada en el Juego, el Afecto y la Creatividad. El Juego, que nos permite compartir, forjar nuestro carácter, aprender normas y liberarnos de tensiones. El Afecto, que integra, facilita, alivia y produce sinergia. Y, la Creatividad, que enriquece y despierta a la imaginación. A esto, se suma a la Psicología como elemento transversal que aporta una mirada complementaria a los procesos de alumnos, profesores y padres de familia.

Para más información, visiten la página web sobre los talleres: http://latarumba.com/veranocreativo2013.html

 

¿Qué es el ocio y cómo educarlo en nuestros hijos?

Foto: @lamamaoca
Foto: @lamamaoca

Y llegaron las vacaciones. Tus hijos han dejado la maleta del colegio y tienen delante de ellos semanas de diversión y relajo. Sin embargo, vivimos en una sociedad donde no se espera sacar nada del ocio, cuando este debería enriquecernos, sobre todo a los niños.

Los padres no debemos educar a nuestros hijos solo de lunes a viernes y en tiempo de colegio. Las vacaciones, feriados y fines de semana son también momento para educarlos, o estaríamos desperdiciando casi la mitad de su tiempo.

El trabajo -en el caso de nuestros hijos, los estudios- no solo es la manera de contribuir con la sociedad, sino que nos perfecciona como personas, nos permite practicar las virtudes. Es una exigencia ética hacer bien nuestro trabajo, porque sino empeoraríamos como seres humanos. Por ello, para nuestros hijos, estudiar es una obligación grave, de la que depende su ser moral. Un estudiante que no estudia es una persona que no ejercita las virtudes y puede caer en malos hábitos.

Pero en el caso de un niño o adolescente, éste debe vivir esas virtudes tanto cuando estudia, como en su tiempo libre. No se les puede poner pausa. Por lo que es importante tener presente que el ocio solo tiene sentido cuando se ha trabajado fuerte.

La diferencia entre tiempo libre y ocio

Ambas cosas son diferentes. El primero es el tiempo en el que los papás no tenemos que trabajar y los hijos no tienen que estudiar. Aun así, en este momento cumplimos con otras obligaciones, como las compras, la limpieza del hogar, ir al médico, etc. El ocio es el tiempo que sobra después de cumplir con los deberes. Durante este, hacemos las cosas que más nos gustan, disfrutamos con otras personas y realizamos actividades saludables. No se trata solo de matar el tiempo, eso es ociosidad.

Educar el ocio en los hijos     

Tres ideas principales acerca de la educación en el ocio:

  1. Esta es inseparable de la formación de la voluntad y consciencia de tus hijos; debe estar enmarcada en el proyecto educativo integral que tenemos para cada uno de ellos;
  2. El tiempo de ocio ha de ser formativo, nuestros hijos deben disfrutar las actividades, pero éstas deben potenciar su cuerpo, su inteligencia y su voluntad. Leer, hacer deportes, practicar música e idiomas están entre esas actividades.
  3. Recuerda que si el ocio no forma a tus hijos, los deforma.

(Fuente: Educar en el Ocio y en el Tiempo Libre, de Pablo Garrido Gil)

Más sobre:
Educación en el Ocio y el Tiempo Libre

 

Leer es bello