Posts sobre la Navidad

ID-10040286

 

Amigos, mientras voy preparando nuevos artículos sobre la Navidad, les dejo los links de notas que puse el año pasado sobre este tema para que las revisen nuevamente (o por primera vez). Son de mucha ayuda. Si quieren que escriba sobre algo en particular, avísenme para buscar información. También los pueden encontrar bajo la categoría Especial Navidad 2013.

Saludos

La Mamá Oca

 

Lista de Artículos

No empiezan las fiestas y ya estoy muy estresado

https://www.lamamaoca.com/?p=1751

 Padres que no pasan tiempo con sus hijos, les compran más regalos en Navidad

https://www.lamamaoca.com/?p=662

Nervios navideños en los niños

https://www.lamamaoca.com/?p=702

Voluntariado: una actividad que unirá a la familia

https://www.lamamaoca.com/?p=1196

Una Navidad bien aprovechada: visitando a la familia

https://www.lamamaoca.com/?p=615

Educando en la Navidad a través de los regalos

https://www.lamamaoca.com/?p=608

Navidad: un tiempo para enseñar la generosidad

https://www.lamamaoca.com/?p=603

Feliz Navidad para todos

Feliz Navidad para todos

Ilustración: www.lamamaoca.com

Nervios navideños en los niños

www.freedigitalphotos.net
www.freedigitalphotos.net

Artículo escrito por Sara Tarrés del blog Mi mamá es psicóloga infantil

La Navidad es un momento especial, sobre todo para los niños. Es una época que llena de magia el mundo interior de los más pequeños, sobre todo a partir de los 2 – 3 años.

En el cole o en la escuela infantil trabajan estos conceptos, preparan festivales, realizan fichas o trabajos manuales relacionados con la Navidad. Y, lógicamente, durante todo este periodo preparatorio los niños van alterándose poquito a poquito. Su nerviosismo crece y se alimenta día a día. Y es que es normal, lógico y esperable en niños de entre 2 y 6 años.

 Están emocionados, nerviosos, intranquilos, alterados, preguntando cuanto falta para Navidad y si ha llegado ya Papá Noel. Por otro lado, la publicidad en televisión también contribuye a este nerviosismo, desde primera hora de la mañana hasta la última de la tarde hay publicidad dirigida a los más pequeños. Publicidad cargada de juguetes que captan la atención de nuestros niños y que ilusionados con todo lo que ven exclaman:

«yo quiero esto, mami», «voy a pedir aquello a los Reyes», «¿Por qué no hacemos la carta a los Reyes Magos hoy, mami.?», «¿Y cuando van a venir?, tenemos que prepararles comida», ….

Y así una interminable lista de frases con el yo quiero y cuánto falta para.

Papás, mamás y educadores debemos cargarnos de mucha tranquilidad y paciencia, porqué durante estos días los niños se comportarán de un modo diferente, exaltados, nerviosos, a veces incontrolables … No lo pueden evitar. Pero con esto no quiero decir que no debamos seguir manteniendo las normas y los límites claros, solo que podemos y debemos ser algo más tolerantes y flexibles, permitirles que descarguen su intranquilidad y nerviosismo de un modo adecuado: dejar que canten todo aquello que quieran, toquen la pandereta si les apetece (sin molestar a nadie, claro está), que salten y brinquen, que corran o bailen.

Estos son unos días muy especiales para ellos, algunos están preparando con mucha ilusión su festival de Navidad y, los adultos debemos ser conscientes que toda esta preparación más las luces que iluminan ahora las calles de las ciudades y pueblos, más la publicidad en televisión y el aire navideño que ya se empieza a respirar por doquier altera a nuestros hijos sin que podamos evitarlo del todo.

Paciencia, la Navidad es una vez al año y merece la pena que los pequeños la disfruten con toda su magia.

Más sobre Educar en Navidad:

Educar con los regalos

Visitar a la familia en Navidad

Padres que no pasan tiempo con sus hijos, le compran más regalos en Navidad

Foto: www.freedigitalphotos.net
Foto: www.freedigitalphotos.net

Si eres de aquellos padres que por mucho trabajo u otros motivos no pasa mucho tiempo con sus hijos, no trates de arreglarlo con los regalos. “La Navidad no es un tiempo de remordimientos, ni de permisibilidad, ni de manipulación”, explica la pedagoga y experta en educación Elena Roger Gamir. Ella aconseja a los padres a la hora de elegir el regalo de Navidad para sus hijos que lo hagan con la mente despejada y no con culpa. “Los regalos nunca suplirán la falta de tiempo o atención con tu hijo”. A los niños no se les puede sobornar. Puedes distraerlo por un tiempo de sus carencias con un regalo costoso o grande, pero después estas volverán con fuerza.

Los chicos se tienden a volver posesivos y egoístas mientras más tienen. Por ello Roger aconseja que, cuando tu hijo quiera algo, primero lo contrastes con tus objetivos educativos. No le compres todo lo que puso en su lista de regalos, quizá muy extensa. Si permites que tu hijo no valore lo que tiene y se vuelva egoísta, será una persona infeliz.

En estos días de compras de regalos, pregúntate a ti mismo qué es lo que tu hijo de verdad quiere y necesita. Muchos de los chicos desean gozar de más tiempo íntimo con sus padres. Si tu hijo no quiere esto es porque ya pasa una buena cantidad de horas contigo, y tiempo de calidad, o, por el contrario, ya se acostumbró a prescindir de ti, “lo cual es muy triste”, afirma la educadora.

La Navidad y las vacas flacas

A veces los padres no contamos con dinero para hacer regalos. Si este es tu caso, no te endeudes, “no hay dinero ¡y punto!”, recuerda Roger. Según ella, el mejor regalo que le puedes dar es acostumbrarlos a aceptar lo que tienen. Todos en casa debemos abrocharnos el cinturón cuando hay una crisis y aceptar animados y con ilusión lo que se pueda regalar. Jugar con tu hijo es un mejor regalo que un juguete, pero tendrías que ser constante.

Si el niño no recibe el regalo que quería, le molestará, pero sobrevivirá. No será traumático, así que no te preocupes. Los niños son capaces de aceptar las desilusiones de la vida, y se sentirán mal, pero no te sientas culpable. Si le das mucho cariño, la pasará mejor.

Qué tipo de regalo buscar

Recuerda que la Navidad no es excusa para permitirle a tus hijos aquello que durante el año prefieres que no hagan. Cuando elijas un regalo, solo dale cosas que de alguna forma lo hagan mejor persona. Los niños y los adolescentes a veces no tienen mucho criterio a la hora de pedir, así que tú, como padre o madre, eres el que establece los límites.

Fuente:  Todoparalafamilia.com. Elena Roger Gamir es experta del Gabinete Pedagógico SoloHijos.com.

Otros temas que te interesarán:

Educar en Navidad con los regalos

Visitando a la Familia en Navidad

 

 

Una Navidad bien aprovechada: visitando a la familia

www.freedigitalphotos.net
www.freedigitalphotos.net

Estos días son perfectos para reforzar los vínculos familiares, sobre todo con parientes a los que vemos poco. Algunos de nosotros incluso tenemos que movilizar a nuestros hijos a alguna provincia o país para visitar familiares. Si nos hospedamos en casa de alguno de ellos, ésta será una buena forma para que nuestros hijos aprendan el respeto por las cosas en una casa, sobre todo las ajenas.

Los chicos tendrán que aprender a amoldarse a costumbres ajenas, las de sus tíos, abuelos o primos, y olvidarse un poco de sus propias comodidades, así aprenderán el placer de hacer que los demás la pasen bien.

Pídele a tus hijos que sean afectuosos con los familiares, que conversen con ellos, que les cuenten sobre sus amigos del colegio, sobre buenos momentos que hayan pasado con su hermanos. La idea es que estrechen lazos con sus parientes. Los chicos podrían hacer alguna manualidad para sus abuelos o familiares y dárselos de regalo para Navidad.

Momentos divertidos

En estos días libres, aprovecha para inculcarles a tus hijos hábitos culturales. Vayan al teatro a ver alguna obra de Navidad o al cine. Se ha comprobado que una buena película u obra de teatro desarrolla más la inteligencia y la riqueza lingüística que un videojuego.

Es en esta época cuando se dan más espectáculos familiares, no los dejes pasar. Elabora un plan divertido para pasar el tiempo con tus hijos.

Otras maneras de aprovechar la Navidad:

La Navidad, un tiempo para inculcar la generosidad

Educando en la Navidad a través de los regalos

Educando en la Navidad a través de los regalos

Regalos de navidad
www.freedigitalphotos.net

Para muchos niños, esta es la verdadera razón de la emoción navideña: los regalos. Los padres podríamos aprovechar esa energía y educarlos gracias a ellos. ¿Cómo hacerlo?

1. Evita comprarle regalos demasiado costosos: Con eso le enseñas que lo más caro no siempre es lo mejor y lo educas en la sobriedad. Podrías elegir un regalo costoso, pero uno solo para que sea especial.

2. Evita regalarle constantemente y sin motivo: Si ahogamos a nuestros hijos en juguetes y objetos, no fomentaremos su creatividad. Al contrario, se aburrirá y no le dará valor a sus cosas.

3. Que tu hijo o hija no se engañe por la publicidad: Este es un buen momento para que aprenda que no todo es lo que parece y esos regalos extraordinarios en los comerciales de televisión pueden ser un poco engañosos. Es mejor si lo llevas a una juguetería para comprobar la calidad de un juguete antes de comprarlo.

4. Evita el juguete remordimiento: Es ese regalo que le haces cada vez que te sientes mal, sobre todo por tu ausencia si eres un padre o una madre que trabaja mucho.

5. Evita el juguete revancha: Aquel que te gustaría tener solo porque de niño no te lo dieron.

6. Pídele a tu familia y amigos que quieran hacerle un regalo a tu hijo que te consulten primero, así todos están alineados y no recibe regalos muy ostentosos o innecesarios, que prefieras que no tenga. Para darle más valor a su regalo, podrían juntarse entre varios y darle uno solo, de valor un poco más alto, para que lo atesore.

7. Haz que tu hijo haga un regalo y mejor aun si puede ser a una persona con menos recursos. No necesariamente tiene que ser nuevo, podría elegir entre uno sus juguetes en excelente estado, darle un poquito de mantenimiento, envolverlo y dárselo a un niño menos afortunado. El fin es que comprenda que es una costumbre de estas fechas recibir pero también dar, sin importar la edad y sea generoso.

 Del artículo “Una Navidad bien aprovechada”, en la Revista “Hacer Familia”, escrito por María Lucea.

Más sobre:

La Navidad: un tiempo para enseñar la generosidad

Visitando a la familia en Navidad