La lectura entre los 6 y los 7 años

www.freedigitalphotos.net
www.freedigitalphotos.net

Esta es la etapa de los primeros lectores. Ya desde los 6 años, tu hijo empezará a leer y es importante que ocupe parte de su tiempo libre con esta actividad. Pídele que lo haga en voz alta, así podrás ayudarlo a entonar bien y a marcar las pausas correctamente. Pese a que tu pequeño ya sabe leer, todavía te pedirá que le leas un cuento, porque es muy gratificante compartir este tiempo con sus papás. No hay nada de malo en eso. Podrías pedirle que lea una página y tú lees otra.

A esta edad les siguen encantando a los niños los cuentos clásicos, pero les comenzarán a atraer las aventuras y las leyendas. También les interesan pequeños libros sencillos sobre la vida de los animales o los dinosaurios, y sobre los inventos. Muchos niños descubren los cómics. Es una buena manera de comenzar a leer por su cuenta.

Es importante que los libros todavía tengan muchas ilustraciones, letras grandes y lenguaje sencillo. Tampoco pueden ser muy extensos: para niños de esta edad, estos tienen máximo una extensión de 30 o 40 páginas, muchas de las cuales están ocupadas por ilustraciones.

A los 7 años, con tu ayuda, tu hijo puede ser un ávido lector, capaz de comprender muy bien lo que lee.

Otras notas que pueden interesarte sobre el tema:

La etapa prelectora: entre los 3 y 5 años

La lectura debe ser un hábito

¿Qué es el ocio y cómo educarlo en nuestros hijos?

 

La lectura debe ser un hábito

lectura niños
Foto: www.freedigitalphotos.net

El juego, por más bien dirigido y educador, no puede ser la única actividad que tu hijo realice en los siguientes meses de vacaciones.

La lectura debe ser también prioridad en este tiempo. Recuerda que si tu hijo no tiene este hábito hasta los 12 años, después le va a ser casi imposible adquirirlo. Por lo mismo, debes empezar desde muy temprano. Cuando son pequeñitos, acostúmbralos a sentarse tranquilos contigo mientras les lees un cuento. No van a decirte no si se acomodan en un rico sillón y este se vuelve un tiempo de intimidad entre tú y tu hijo.

No le leas solo el cuento a la hora de dormir, sino durante el día también. Ponle energía a tu voz para que tu hijo se interese en la historia. Es muy importante que, como padres, le enseñemos a los chicos con el ejemplo. Dale importancia a la lectura tú también, que tus hijos te vean preferir un libro en vez de la televisión en tus propios ratos de ocio, por ejemplo.

Haz que para tu hijo sea una costumbre a estar rodeado de libros en casa. Enséñales que leer es una actividad divertida y natural. Los hábitos se alcanzan mediante la repetición, así que sé constante cuando le leas a tus hijos y, una vez que aprendan a leer, no permitas que no tenga un libro a la mano.

Asegúrate en estas vacaciones que tus hijos lean todos los días, pero no lo hagas una obligación. Ofréceles un ambiente para que los chicos se vuelvan en grandes lectores pero por sí mismos, luego de ver el cariño que su familia le tiene a los libros, luego de haberles leído muchos cuentos y luego de descubrir a través de sus padres que la lectura es divertida y enriquecedora.

Fuente: “Educar en el ocio y el tiempo libre” de Pablo Garrido Gil.

 Otros temas que te van a interesar:

Leer es bello

Educar en el ocio

Etapa pre lectora: de 3 a 5 años