¿Cómo incentivar la lectura?

Si hay algo que me llena de felicidad es ver cuánto le gustan los libros a nuestros hijos. Para mí la lectura ha sido, y es, fuente de tantas satisfacciones, que me encanta saber que hay una gran posibilidad de que ellos disfruten de la misma afición y se lleven todos esos beneficios que trae la lectura. ¿Cómo lograr que nuestros hijos amen los libros? Me gustaría compartirle tres consejos que yo he aplicado. El primero es que en nuestra casa no exista el miedo a los libros, por lo que deben sentir que son un objeto familiar y que trae mucha diversión. Aquí comparto una foto de cómo luce la biblioteca infantil de nuestra casa.


IMG_1200

Segundo, es que desde chiquitos deben relacionar la lectura con momentos placenteros. Así que qué mejor que empezar por leerles muchos, muchos cuentos. Tercero, siempre, pero siempre, priorizar la lectura de un cuento o de un libro a una pantalla de cualquier tipo. Cada vez que podamos, en lugar de comprarles un juguete, compremos un libro. Podría ser por cada tres compras, dos de libros y una de juguetes. El único «problema» con el que me he enfrentado con este afán de inculcarles la lectura es que, a veces, les parece tannnnn divertido ver libros que se olvidan que son las 5 a.m.

FullSizeRender 2

Bueno, pero ni modo, nadie dijo que ser padre era algo relajado…Pero de verdad, vale la pena hacer el esfuerzo.

FullSizeRender 3

De 8 a 12 años: La edad de oro de la lectura

ID-10023558

Es a esta edad donde todo tu esfuerzo dará sus frutos. Hay chicos que leen tanto que incluso tienes que pedirles que dejen el libro para hacer otras cosas. Si tus hijos a esta edad muestran el hábito de la lectura, eso significa que nunca lo van a dejar.

A los chicos de entre 8 y 12 les encantan los cómics. Así como los libros, el gusto por los cómics nunca se pierde.

Para esta edad son perfectos los libros de aventura, cuyos personajes son también niños en edades similares, que buscan tesoros, resuelven misterios, descubren pasadizos secretos y pelean con Voldemort. Los libros de fantasía también son favoritos, con dragones, magos y unicornios. Estos llenarán su tiempo libre de manera provechosa.

Los libros para los niños de 8 o 9 tienen aproximadamente 130 páginas. Ya un poco más grandes, si ya han disfrutado de libros con esa extensión, puedes intentar darles algunos más largos y en los que casi no hay apoyo gráfico.

Los libros clásicos son grandes opciones para ellos, pero también hay una variedad de libros modernos de los que pueden elegir: la serie de Harry Potter, la trilogía de Eragon, El valle de los dragones, Al otro lado del espejo, Las Crónicas de Narnia, El Hobbit y la trilogía Molly Boom, entre otros.

Foto: www.freedigitalphotos.net

Otras notas que podrían interesarte:

La lectura entre los 6 y los 7 años

La etapa prelectora: entre los 3 y 5 años

La lectura debe ser un hábito

La lectura entre los 6 y los 7 años

www.freedigitalphotos.net
www.freedigitalphotos.net

Esta es la etapa de los primeros lectores. Ya desde los 6 años, tu hijo empezará a leer y es importante que ocupe parte de su tiempo libre con esta actividad. Pídele que lo haga en voz alta, así podrás ayudarlo a entonar bien y a marcar las pausas correctamente. Pese a que tu pequeño ya sabe leer, todavía te pedirá que le leas un cuento, porque es muy gratificante compartir este tiempo con sus papás. No hay nada de malo en eso. Podrías pedirle que lea una página y tú lees otra.

A esta edad les siguen encantando a los niños los cuentos clásicos, pero les comenzarán a atraer las aventuras y las leyendas. También les interesan pequeños libros sencillos sobre la vida de los animales o los dinosaurios, y sobre los inventos. Muchos niños descubren los cómics. Es una buena manera de comenzar a leer por su cuenta.

Es importante que los libros todavía tengan muchas ilustraciones, letras grandes y lenguaje sencillo. Tampoco pueden ser muy extensos: para niños de esta edad, estos tienen máximo una extensión de 30 o 40 páginas, muchas de las cuales están ocupadas por ilustraciones.

A los 7 años, con tu ayuda, tu hijo puede ser un ávido lector, capaz de comprender muy bien lo que lee.

Otras notas que pueden interesarte sobre el tema:

La etapa prelectora: entre los 3 y 5 años

La lectura debe ser un hábito

¿Qué es el ocio y cómo educarlo en nuestros hijos?