Los métodos modernos de crianza podrían afectar el cerebro del bebé

www.freedigitalphotos.net
www.freedigitalphotos.net

A muchos nos ha pasado. Cuando el bebé llora, alguien nos aconseja no responder tan rápido a su llamado. “Déjalo llorar hasta que se canse”, nos dicen. Es también común en estos tiempos modernos que los niños consuman fórmula muy pronto, en vez de seguir con la leche materna, y que se los aísle en sus habitaciones.

Sin embargo, estos modos modernos de crianza de los bebés no son lo mejor para ellos, de acuerdo a un nuevo estudio. La Universidad de Notre Dame en EEUU ha descubierto que estas prácticas que se han vuelto habituales en los últimos tiempos en realidad impiden el desarrollo sano, tanto mental como emocional, de los pequeños.

De acuerdo a la investigación, aquellas costumbres que han formado parte de la crianza humana desde antes de las civilizaciones (comunes en las sociedades de cazadores y recolectores), son en realidad muy beneficiosas para el cerebro del bebé: el contacto físico constante, el amamantamiento, responder ni bien empiezan a llorar y el hecho de que haya varios adultos involucrados en la crianza (papas, abuelos y tíos, por ejemplo). Estas prácticas tienen un impacto a futuro, y ayudan a moldear la personalidad y la moral y son positivas para la salud física de tu hijo.

Si tu bebé llora, acude a él lo antes posible, porque estás respondiendo a sus necesidades. Esto influye en el desarrollo de su conciencia. El contacto físico lo ayudará a controlar su estrés, sus impulsos y a tener más empatía. Dejarlo jugar en un ambiente natural es positivo para el desarrollo de sus capacidades sociales y el manejo de la agresión. Si hay un grupo de adultos involucrados en su crianza, y no solo la madre, su coeficiente intelectual será más alto.

Así que ya sabes. A veces el tiempo pasado fue mejor, y parece que en la crianza de los hijos, nuestros antepasados sabían bien qué hacer.

Otras notas que podrían interesarte:

Gritos y golpes: ¿por qué evitarlos?

Retirar la atención: ignorar conductas inadecuadas. La técnica de la extinción.

Rabietas: ¿por qué se producen?

 

 

La importancia de la actividad física en los niños más pequeños

¿Sabías que gatear permite luego que el niño pueda leer? Este ejercicio estimula las conexiones neuronales que luego son necesarias cuando los niños comienzan a leer. Por ello, es muy importante la estimulación física y la psicomotricidad en nuestros hijos, en su tiempo libre. Ten siempre presente que un buen desarrollo físico tiene efectos en el desarrollo integral de las personas.

Nuestros hijos, sobre todo en los tres primeros años de sus vidas, deben crecer en un ambiente que los estimule. La plasticidad del cerebro disminuye con los años. A lo tres años, este alcanza su nivel máximo de desarrollo, y a los siete las interconexiones neuronales están formadas y sus mecanismos de aprendizaje ya son muy similares al de un adulto.

En un niño pequeño, la interacción con el mundo se hace a través del movimiento y el juego. Estos potencian su capacidad de aprendizaje y los ayudará a adaptarse a su entorno. Debido a esto, en todos los nidos y pre-escolares, se dedica un tiempo diario a trabajar el circuito neuromotor. Con divertidos juegos y ejercicios físicos, los niños aprenden a coordinar sus movimientos y desarrollan su sistema nervioso, esto luego les permitirá ser personas con un desarrollo integral.

Esta tarea no es solo del colegio. Desde casa debemos estimular a los pequeños a moverse de manera coordinada. Tírate al piso con tu bebé y gatea con él, da vueltas y rueda. Ya un poquito más grande, salta con él en una sola pierna, con las dos al mismo tiempo y da volantines. Vas a ver que esta actividad física no solo será provechosa para tu pequeño, sino que ambos se divertirán.

Si un niño ha sido bien estimulado, luego será muy bueno en los deportes, actividades que lo mantendrán sanamente ocupado y lo ayudarán a ser una persona disciplinada, con buena salud y valores claros. Está comprobado que los niños con buena capacidad motriz tienen más confianza en sí mismos y tienen una mejor capacidad para sociabilizar.

Foto cortesía: www.freedigitalphotos.net

Otras notas relacionadas con este tema:

Deportes por edades

El juego desarrolla los 8 tipos de inteligencia en los niños

¿Qué es el ocio y cómo educarlo en nuestros hijos?