Pon metas altas a tus hijos

ID-100171706

El ser humano vale por lo que es, no por lo que tiene. Lamentablemente hoy se aspira más a tener que a ser.
Hay que enseñar a los hijos que el fin de esta vida no es pasar por ella “lo mejor posible”. Los grandes valores e ideales se respiran en el hogar, se inculcan dando ejemplo. Esto supone autoexigencia. ¿Cuáles son los temas dominantes de la familia? ¿Sólo se habla de plata, de cosas y panoramas? ¿Hay una preocupación real por los más necesitados? ¿Se eligen las carreras por su rentabilidad o prestigio o por la contribución personal que desde ahí se puede hacer al mundo?
No rebajes los ideales de tu hijo
Hay que huir del cinismo existencial que se traduce en posturas como:

  • Sería maravilloso que todos fueran fieles… pero en la práctica es imposible.
  • Los tiempos han cambiado… prefiero que mis hijos se cuiden, pero que no me traigan guaguitas sorpresa.
  • No tengas muchos hijos… la vida es muy dura.
  • Sé práctico: al escoger tu profesión piensa que tienes que vivir de ella.
  • ¿Los pobres? No te preocupes, siempre van a existir.

No lo aplastes con el miedo

Si los papás suspiran añorando tiempos pasados, si todo el presente es un desastre y el futuro se ve negro como la noche oscura, tu hijo crecerá lleno de temores y será incapaz de emprender pequeñas o grandes iniciativas en favor de otros. Sé optimista y muéstrale cómo con muchos pequeños esfuerzos se logran grandes cosas.

Reacciona: En tus hijos debe quedar grabada una idea clave: que hay mucho que hacer y se puede hacer mucho. Para que tu hijo pueda mirar alto y ser capaz de decir con convicción: “Yo puedo hacer algo. Mi contribución ¡vale!

 

Josefina Lecaros S.
Tomado de: www.hacerfamilia.net

 

Foto: www.freedigitalphotos.net

 

 

 

 

1 comentario en «Pon metas altas a tus hijos»

Los comentarios están cerrados.