familia feliz

 

Hace unos días vi este video en TED

http://www.ted.com/talks/jennifer_senior_for_parents_happiness_is_a_very_high_bar/transcript#t-366216

La que presenta este conversatorio es Jennifer Senior, autora del libro “All Joy and no Fun”. Lo que primero llamo mi atención fue el título de la charla: “Para los padres, la felicidad es una vara muy alta”.

Inmediatamente me hizo pensar en mi blog y “La comunidad de padres que queremos educar seres humanos felices”. ¿No estoy yo promoviendo algo muy difícil de lograr? Así que antes de deprimirme, decidí escucharla con atención y me gustó su aproximación al tema de la educación actual en la casa. Y no se puede negar lo que ella afirma al decir que hoy en día ser padre es la situación más estresante que te puede tocar vivir. Inclusive, dice, hay estudios que demuestran que la gente sin hijos es más feliz que la que no los tiene, considerando que los niños son la “alegría del hogar”.

Y durante los casi 20 minutos que dura la charla habla de esos puntos que ya hemos tocado varias veces en este blog: el estrés de las tareas, de las clases particulares, de las clases de deportes, de todas las actividades extracurriculares que nosotros (no los niños) escogemos para nuestros hijos para darles todas las oportunidades del mundo sea cuáles sean en el momento que éstas se presenten. ¿Se imaginan si mañana hay una oferta de un mega trabajo en China y nosotros no les dimos a nuestros hijos una educación paralela en chino mandarín? No nos queremos ni imaginar todos los cabezazos que nos tendríamos que dar contra la pared al enfrentarnos a esta situación. “Ya que no podemos anticipar el futuro, lo que todos hacemos, como buenos padres, es tratar y preparar a nuestros hijos para cualquier tipo posible de futuro, esperando que uno solo de nuestros esfuerzos lo pague. Les enseñamos ajedrez, pensando que tal vez necesiten habilidades analíticas. Los inscribimos en deportes, pensando que tal vez necesiten habilidades colaborativas, para cuando, tú sabes, vayan a la escuela de negocios de Harvard (…). Es tal vez un buen momento para decirte que yo no era eco-amigable ni gluten-free cuando era niña. Comía pomos de macarrones y carne. ¿Y saben qué? Pago mis impuestos y soy estable en mi trabajo”, dice de una manera irónica Jennifer.

Otro punto que me pareció importante en esta charla es cuando menciona que gran parte del estrés que hay hoy en día en la paternidad recae en que como ahora las mamás también somos proveedoras y salimos a trabajar, no hay una guía establecida de a qué padre le corresponde hacer qué y eso hace que haya más confusión. Todo esto, sumado, digo yo, a las culpas y al terror de que nuestros hijos sean infelices hacen que toda esta etapa mágica de crianza se vuelva en un túnel interminable de presiones, penas, angustias y cero alegría al hacer lo que se supone es la tarea más dulce y gratificante para cualquier ser humano.

¿Hacerlos felices es pedir mucho?

Por supuesto que no. El asunto es cómo se enfoca este gran deseo que,  como dice Senior, es lo que cualquier padre repite como mantra. Sin embargo, es muy cierto cuando dice que la búsqueda de la felicidad y de la autoestima como fines en sí mismos puede estar condenada al fracaso. Y en esta parte hay que prestar mucha atención: “Enseñarles a los niños la felicidad y la autoestima no es como enseñarles a montar bicicleta. No hay currículo para eso. La felicidad y la autoestima pueden ser el resultado de otras cosas, pero no pueden ser objetivos en sí mismos. La felicidad de un niño es una meta muy injusta para un padre. Y más injusto aún para un niño”, dice.

Entonces, ¿qué hay que hacer?

Para hacer que un niño se convierta en un adulto feliz hay que centrarse en algunos puntos que por si solos, al incluirse en el día a día de un niño, los ayudará a formar una personalidad más propensa a estados felices. Y estos puntos son más conocidos que las papas fritas:

  1. Amor
  2. Virtudes

Que se sientan amados y enseñarles moral y ética, no sólo a nivel teórico, sino también con nuestro ejemplo, puede ser la mejor receta para que finalmente ellos puedan alcanzar la felicidad y construir una autoestima sana. Esto, como dice Jennifer Senior, va a hacer que todos, niños y padres, estemos más contentos y relajados de lo que estamos ahora.

Les recomiendo que, si tienen un tiempo, vean el video completo. Lo único es que no tiene subtítulos en español, pero sí en inglés.

 

La Mamá Oca

 

 

 

 

 

 Suscríbete

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.