Warning: ksort() expects parameter 1 to be array, object given in /home/lamamaoc/public_html/wp-content/plugins/bbpress/includes/core/template-functions.php on line 316
A propósito de la paridad de género | La Mamá Oca

paridad-de-género-300x175

La elección del nuevo gabinete ministerial ha puesto sobre el tapete un tema de discusión relevante: la utilización del criterio de paridad de género para establecer una cuota. Es decir, si son 18 puestos a ocupar, debe haber 9 hombres y 9 mujeres.

Propongo cinco puntos sobre los que sería interesante reflexionar desde el sentido común y preguntarnos sobre la validez de utilizar como criterio determinante para la elección de los miembros de un organismo estatal el sexo de los candidatos:

  1. En las últimas décadas nada le ha impedido a una mujer peruana tener un cargo público. Es más, son muchas las mujeres que han sido elegidas por votación o han sido designadas para ocuparlos. ¿Por qué hacer un gabinete paritario daría mayores oportunidades a las mujeres? Más bien, ¿esto no sería un atentado contra la mujer al considerar que por sí misma no tiene la capacidad de acceder a puestos del gobierno y se le tiene que poner para llenar una cuota?
  1. Si hablamos de género, ¿qué pasa, entonces, con todas las demás personas que se identifican fuera del espectro binario del varón y la mujer? ¿No es discriminatorio no incluir a trans, género fluido, ansiogénero o cualquier otra orientación sexual que pueda ocupar el puesto? Puesto de otra manera, ¿la paridad de género no debería incluir a todos los géneros? Lo que debería contar, pues, no es el género sino los méritos profesionales de la persona para ejercer el cargo. Y eso nos lleva al siguiente punto.
  1. La paridad de género es claramente un atentado contra la meritocracia. Y, por lo tanto, vulnera los derechos de personas que podrían acceder a una posición por su preparación y desempeño profesional más allá de su sexo. Y eso vale para hombres y mujeres. Porque si, por ejemplo, se tienen diez vacantes y deben ocuparse con la premisa de la paridad de género, ¿qué pasa si en la evaluación son ocho las mujeres mejor preparadas profesionalmente para ocuparlos? ¿Se van a excluir a tres mujeres para que dos hombres ocupen ese lugar de manera que exista paridad?
  1. Lo que evidencia este razonamiento es que el criterio de paridad de género es una construcción artificial que se pretende imponer sobre la realidad. Y la historia demuestra que cada vez que se ha querido hacer, las consecuencias han sido nefastas. Por otro lado, se abre una serie de consecuencias lógicas que no tiene fin. Por ejemplo, bajo la misma premisa de la paridad, el día de mañana se podría pedir que el primer ministro sea elegido intercaladamente hombre – mujer – hombre – mujer. O que los candidatos a la presidencia deban ser hombres en una elección, mujeres en la siguiente, de manera que el cargo de Presidente de la República también sea ocupado de manera paritaria. ¿O por qué el congreso no tiene paridad de género en el número de escaños?
  1. La paridad de género también deja en entredicho la distribución del voto ciudadano. Si seguimos sacando consecuencias absurdas de la paridad, según el padrón electoral de las elecciones municipales del 2018, en el Perú el 50.19% de votantes son mujeres y el 49.81% son hombres. Por lo tanto, ¿habría que ponderar el voto masculino, para que sea estrictamente parejo, dándole un valor un tanto por ciento más que al de una mujer?

La artificialidad de esta medida ideológica choca con el sentido común y con la realidad. Y, lo que es peor, desnaturaliza una práctica fundamental en el buen gobierno: la elección de la persona idónea para ocupar un cargo de acuerdo con su preparación para desempeñarlo. Introducir el género en esa elección es tan inapropiado como lo sería tener como criterio la raza, la altura o el lugar de nacimiento.

Giuliana Caccia

No hay comentarios hasta el momento.

Sea el primero en dejar comentarios a continuación.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 Suscríbete

Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.